Saltear al contenido principal

Del sábado 25 de noviembre al 10 de diciembre, Día Mundial por los Derechos Humanos, el Gobierno de Honduras, presidido por la primera mujer presidenta de Honduras Xiomara Castro se une en contra de la violencia de género, integrándose a esta campaña a escala mundial para alzar la voz. Lesly Sarahi Cerna, Secretaria de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social nombró una comisión de SETRASS para dicho propósito, que acordó la creación de una campaña de toma de conciencia a favor del respeto a las mujeres y la condena a todo tipo de violencia.

Además de figuras emblemáticas por los derechos de la mujer, se destacará el pensamiento e ideas de mujeres hondureñas víctimas de la violencia de género como Clementina Suárez, Berta Cáceres, así como exponentes de la lucha a favor de los derechos de mujeres y niñas, y que sufrieron una o más formas de violencia de género a lo largo de su vida.

Todas las Secretarías de Estado se han unido al esfuerzo, que se prolongará no sólo en Honduras sino a escala planetaria los siguientes dos semanas. La mencionada campaña se lleva a cabo en un momento en que arrecian los feminicidios en Honduras, un flagelo social que está siendo combatido con campañas de concientización en torno a la violencia a la mujer.

Honduras es un país que tiene como uno de sus más graves indicadores una elevada tasa de embarazo infantil y adolescente, a la vez que una tasa alta de feminicidios, el tercer país con mayor incidencia de feminicidios tan solo detrás de Brasil y México, a pesar de las abismales diferencias poblacionales con dichos países. Eso significa que nuestros índices de feminicidios están entre los más altos del mundo.

Es un problema complejo, que tiene múltiples aristas, pero que debe ser abordado desde la toma de conciencia de la población afectada y en estado de vulnerabilidad. La violencia que propicia esta situación se encuentra enraizada en la cultura misma del país, lo cual hace el que se tome conciencia un camino largo, que es preciso reconocer para poder comenzar la ruta de las soluciones.  La niña y adolescente aprende desde temprano a lidiar con todo tipo de violencia, por lo que es preciso poner el dedo en la llaga e informar a la población acerca de la naturaleza del problema. Podemos comenzar con estadísticas:

En Honduras para el año 2021, el sistema de llamadas emergencia 911 superó las 100 mil llamadas por violencia doméstica y maltrato familiar.  En 2021 se contabilizaron 3,730 denuncias por delitos sexuales el 54% de las víctimas fueron menores de 18 años. Las denuncias inician a incrementarse luego de la flexibilización de las medidas de confinamiento y en 2021, superan al número de 2020 y 2019.

Secretaría de Trabajo y Seguridad Social